Blog sobre la alergia

Sofá, manta, peli… ¡y una infusión para prevenir la rinitis alérgica!

En noviembre, las temperaturas bajan, los días se acortan y las plantas como la artemisa o el diente de león polinizan, lo que provoca que los planes caseros se multipliquen, ¡sobre todo para los que son alérgicos! Una buena opción para estas fechas es el clásico plan de sofá, manta y peli, acompañado con una taza de infusión, y así facilitar la reducción de los síntomas de la rinitis alérgica.

A continuación, te presentamos una serie de plantas, hierbas o frutos que te ayudarán a disfrutar de un otoño sin alergia:

  • Romero:

Las propiedades bactericidas que posee el romero, así como su capacidad para aumentar las defensas, hacen de esta planta un remedio ideal para favorecer la reducción de la secreción nasal o la tos producida por la alergia al polen. Si nunca has probado esta infusión antes, quizá su sabor pueda extrañarte, por ello te recomendamos acompañarla de azúcar, miel o unas gotitas de limón.

  • Perilla:

También conocida como albahaca japonesa, la perilla ayuda a prevenir las afecciones respiratorias producidas por la rinitis alérgica, debido a las altas concentraciones de ácido rosmarínico que posee. Cabe destacar que el consumo de esta infusión puede llegar a producir un ligero efecto sedante en algunas personas, por lo que recomendamos tomarla con precaución. Si lo deseas, también puedes mezclarla con anís, limón o miel.

  • Limón:

Existen muchas formas de consumir el limón, pero seguro que no se te había ocurrido en forma de infusión. Este fruto contiene altas dosis de vitamina C y, gracias a ello, lo convierte en un poderoso antihistamínico natural que ayuda a eliminar las toxinas que desencadenan los procesos alérgicos, al mismo tiempo que a fortalecer nuestro organismo frente a distintos gérmenes. En cuanto a su uso, puedes rebajar su sabor ácido mezclándolo con jengibre, otro de los grandes aliados para prevenir los síntomas de la rinitis alérgica.

  • Rooibos:

Si eres un fanático del rooibos y además eres alérgico al polen, ¡esta infusión es la tuya! El rooibos contiene flavonoides como la quercetina que pueden llegar a bloquear la liberación de histamina, la sustancia química que produce el cuerpo cuando componentes alérgenos penetran en el mismo. Es por ello que es ideal para ayudar a calmar y prevenir los síntomas.

  • Petasita:

Para aquellos que sufrís una fuerte rinitis alérgica, la petasita es vuestra planta. Su uso regular supone, a la larga, un eficaz escudo protector contra las molestias alérgicas. Si decides usar esta planta, te recomendamos que consultes previamente con tu médico la dosis adecuada.

 

Consumir dos infusiones diarias de alguna de las plantas mencionadas, o combinar dos de éstas, te será de gran ayuda para combatir los efectos de la alergia al polen. Además, si estás muy congestionado, puede resultar efectivo inhalar sus vapores durante unos 5 o 10 minutos, ¡siempre con cuidado de no quemarte!

Y tú, ¿consumes alguna infusión que te ayude a prevenir la rinitis alérgica?

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Buscar

RRSS

¡Comparte Rino-Ebastel en tus redes sociales!